¿Qué pasa en Afganistán y quiénes son los talibanes? Te contamos : Digitall Post
Internacional afganistan eu regimen talibanes

¿Qué pasa en Afganistán y quiénes son los talibanes? Te contamos

Angélica Ferrer

Por: Angélica Ferrer

hace 2 meses

¿Qué pasa en Afganistán y quiénes son los talibanes? Te contamos

Imagen: Unsplash

  • El presidente de Afganistán abandonó el país durante el fin de semana.
  • La población busca salir de la nación a como dé lugar.
  • Esta es la tensa situación que se vive en el territorio afgano.

Afganistán, como hace 20 años, se encuentra en «el ojo del huracán» debido a la crisis causada por los talibanes. Esto provocó la salida del mandatario Ashraf Ghani y el terror de la población, que abarrota el aeropuerto de Kabul para huir del país.

El grupo fue derrocado en 2001, cuando un proyecto militar liderado por Estados Unidos entró a esta nación de Medio Oriente pero, derivado de diversos problemas, nuevamente tomó el poder.

El Talibán

Es un movimiento que, en su origen, fue creado por estudiantes («talibanes» en lengua pastún) enfocados en la religión musulmana y exintegrantes de las fuerzas de resistencia afganas.

Nació en 1994 tras la salida de las tropas de la extinta Unión Soviética del territorio, esto después de enfrascarse en una guerra durante la década de 1980.

El principal objetivo de los talibanes era eliminar la influencia extranjera e imponer, costara lo que costara, su propia visión de la ley islámica en Afganistán.

«Después de que los talibanes capturaron Kabul en 1996, la organización islamista sunita estableció reglas estrictas. Las mujeres tenían que cubrirse de la cabeza a los pies, no se les permitía estudiar ni trabajar y se les prohibía viajar solas. También se prohibieron la televisión, la música y las fiestas no islámicas», de acuerdo con CNN.

En marzo de 2001, la destrucción con dinamita de los budas gigantes de Bamiyán causó indignación internacional debido a la importancia histórica de las obras.

Pero su influencia daría un viraje tras los atentados perpetrados por Al-Qaeda el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, donde murieron alrededor de 3,000 personas.

Afganistán y los talibanes hace 20 años

Afganistán seguía bajo el régimen del Talibán hasta 2001. El entonces mandatario estadounidense, George W. Bush declaró una guerra contra el terrorismo tras los ataques en Nueva York, Virginia y Pensilvania.

El propósito era terminar con Al-Qaeda y su líder, Osama Bin Laden. Fue en ese momento que los talibanes aparecieron en el «radar» de las tropas estadounidenses.

«Fueron acusados ​​de servirles de santuario a los principales sospechosos de los ataques (…). El 7 de octubre de 2001, una coalición militar liderada por Estados Unidos lanzó ataques en Afganistán y, para la primera semana de diciembre, el régimen talibán ya se había derrumbado», refiere la BBC.

En febrero de 2002, el régimen estadounidense y las autoridades afganas firmaron un acuerdo de paz, donde se incluía la liberación de afganos de las cárceles. Esto provocó rechazo a nivel internacional, porque algunos de ellos estaban acusado de homicidio o de crímenes de alto impacto.

«En el acuerdo de paz entre Estados Unidos y los talibanes no se mencionaban los derechos humanos de las mujeres, mientras que, por otro lado, se protegía la impunidad de delitos graves de derecho internacional cometidos por ambos bandos», aseveró Amnistía Internacional en su informe de 2020.

Derechos humanos en Afganistán

Las violaciones de los derechos humanos  y las restricciones hacia niñas y mujeres no terminaron tras la caída de los talibanes en Afganistán.

Amnistía Internacional menciona que la participación de las mujeres en la política y administración fue muy baja durante este tiempo, además de que se mantiene la violencia física y sexual en su contra.

«Según la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán, a lo largo del año se denunciaron más de un centenar de asesinatos. Las denuncias de este tipo de casos seguían sin investigarse. En ocasiones, las víctimas eran presionadas por sus comunidades o por funcionarios estatales para que retiraran las denuncias o se recurría a la ‘mediación’ para resolver los casos al margen de la protección legal», de acuerdo con su estudio.

Sumado a lo anterior, países como Turquía, Pakistán, Irán y de la Unión Europea devolvieron a las personas afganas que pidieron refugio en sus territorios, con lo que violaron los principios de no devolución, programa especialmente aplicado durante la pandemia de Covid-19.

2021

Afganistán lidiaba con la situación del Covid-19, que ha dejado en su nación más de 7,000 fallecimientos y un total de 151,770 casos confirmados, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Pero su situación empeoró con el fuerte resurgimiento del Talibán. Desde 2018, EU y los talibanes tuvieron rondas de negociaciones en Doha, que se frenaron por ataques contra el Ejército estadounidense.

Para 2020, el Gobierno de EU pactó con el Talibán la salida de sus soldados. La «moneda de cambio» fue promover tareas de seguridad y nuevas conversaciones.

La historia viró en abril de 2021, cuando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció la salida de las tropas extranjeras del territorio afgano; con ello, quedaría vulnerable ante cualquier otra fuerza.

Los talibanes entraron este fin de semana a Afganistán y aseguraron que la guerra había terminado.

Tras el anuncio, los gobiernos de diversas naciones rechazaron la llegada, nuevamente al poder, del Talibán, ya que pretenden instaurar el mismo régimen que el surgido en los años 90.

Ghani abandona el país

Ante la crisis, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, dejó el país, argumentando que el grupo había ganado y que su salida era para evitar «baños de sangre».

Según el diario The Guardian, el vocero de los talibanes, Mohammad Naeem, no esperaban que Ghani se fuera de Afganistán.

«Hemos alcanzado lo que buscábamos, que es la libertad de nuestro país y la independencia de nuestro pueblo. No permitiremos que nadie use nuestras tierras para atacar a nadie, y no queremos dañar a otros», puntualizó.

Hizo hincapié en que no permitirán la incursión de fuerzas extranjeras y que resolverán los problemas de la nación a través del diálogo. Actualmente, el Talibán está encabezado por Haibatullah Akhundzada y el mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento.

A pesar de la salida de Ghani, políticas como Elay Ershad, quien forma parte del actual Parlamento, no dejarán el país.

«Un verdadero líder, nunca abandonaría a su gente (…). La mayoría de los ministros y la mayoría de los miembros del parlamento ya han abandonado el país. Yo quiero quedarme con mi gente. Es el momento en el que la gente necesita ver honestidad», aseguró a la BBC.

Dejar el hogar por culpa de los talibanes

Ante la llegada de los talibanes a las principales ciudades afganas y al palacio presidencial de Kabul, la población huyó de sus hogares por distintas vías.

Una de ellas fue en avión. Quienes pudieron se acercaron al Aeropuerto Internacional de Kabul, donde peleaban por obtener un pasaje para el próximo viaje

Ante ello, los vuelos comerciales fueron suspendidos y las aeronaves militares se habilitaron para ayudar a la gente. Algunos subieron como pudieron, aferrándose a las alas o el fuselaje.

 

Conoce más historias en Digitallpost y Coolture.
Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.