Cinco principios básicos para vivir una sexualidad sana : Digitall Post
Placeres derechos pareja relaciones salud-sexual sexualidad

Cinco principios básicos para vivir una sexualidad sana

Carla Peñafiel

Por: Carla Peñafiel

hace 3 años

Cinco principios básicos para vivir una sexualidad sana

*Te presentamos los principales elementos para vivir una sexualidad saludable, responsable y plena; porque también existen los derechos sexuales

Cuando hablamos de sexualidad es indispensable dejar de lado los tabúes, sobre todo para poder conocer los pros y contras.

Y si hablamos de la comunicación entre padres e hijos, estos temas deberían ser abiertamente tratados para evitar situaciones inesperadas o que lleguen a afectar la autoestima de los jóvenes.

Estas son las bases para vivir una sexualidad saludable:

1.- Conócete a ti mismo: Nada mejor que la autoexploración para conocer tu cuerpo y las zonas erógenas, esto siempre y cuando se realice de manera privada.

Esta es la mejor manera de conocer los estímulos de tu cuerpo y de esta manera poder comunicarle a tu pareja las formas y los lugares (mapa erógeno) que más te gusta que sean estimulados.

Además la autoexploración puede ayudarte a detectar enfermedades como el cáncer de mama y algunas alteraciones físicas que pueden ser alertas para el cuidado de tu salud.

2.- Cultiva el erotismo: Olvídate de los prejuicios y de la culpa, el sexo es inherente a los seres humanos y hablar de ello no debe ser vergonzoso ni mucho menos.

Atrévete a conocer nuevas maneras y a entrarle a los juegos eróticos y fantasías, nada mejor que compartirlas con tu pareja.

Recuerda que siempre debe haber comunicación en este aspecto y sobre todo debe ser algo consensuado.

3.- Cultiva tu autoestima sexual: Ama tu cuerpo, siéntelo y disfruta de su sensualidad, si no te gustas tú mismo, difícilmente podrás disfrutar al cien de las relaciones sexuales en pareja y de tu sexualidad en general.

Nada mejor que una actitud positiva y segura para llegar a la mayor satisfacción sexual.

4.- Sé un poco egoísta: Siempre comunica a tu pareja lo que te gusta y lo que no te gusta de las relaciones sexuales.

No permitas que el sexo se convierta en una “obligación”, aunque suene egoísta debes buscar tu propio placer y  la mejor manera es la comunicación en pareja.

Sin pena, los dos merecen el placer.

5.- Protege tus derechos sexuales: Aunque no lo creas existen. En 1997, durante un Congreso de Sexología celebrado en Valencia se redactó una declaración de derechos sexuales universales.

Para que no te cuenten, estos son los derechos de la sexualidad:

  • El Derecho a la Libertad Sexual
  • El Derecho a la Autonomía Sexual, Integridad Sexual y Seguridad del Cuerpo Sexual
  • El Derecho a la Privacidad Sexual
  • El Derecho a la Equidad Sexual
  • El Derecho al Placer Sexual
  • El Derecho a la Expresión Sexual Emocional
  • El Derecho a la Libre Asociación Sexual
  • El Derecho a Información Basada en el Conocimiento Científico
  • El Derecho a la Educación Sexual Comprensiva
  • El Derecho al Cuidado de la Salud Sexual

Así que ya lo sabes, no hay mejor herramienta para disfrutar de la sexualidad que de una manera responsable, informada y con comunicación en pareja.

Imagen: Especial