¿Qué onda con Trump y su pleito por el muro? : Digitall Post
DigitAllPost 2019©
Todos los derechos reservados

Contacto
¿Qué onda con...? congreso donald trump eua muro fronterizo

¿Qué onda con Trump y su pleito por el muro?

Viridiana Escotto<

Por: Viridiana Escotto

hace 2 meses

¿Qué onda con Trump y su pleito por el muro?

Imagen:

¿Qué onda con Trump y su pleito por el muro?

Desde meses, los medios de comunicación se han enfocado a transmitir los pormenores de lo que parece ser el pleito del siglo: Trump vs el Congreso.

Y es que el desencuentro del presidente de los Estados Unidos y sus congresistas se debe, entre otros temas, a la polémica y siempre presente, construcción del muro.

Pero ¿cómo surgió este pleito? ¿Por qué el Congreso de los Estados Unidos se niega a financiar el proyecto? ¿Por qué el presidente está tan obsesionado con construirlo?

Pues aquí te va…

El Muro

El tan famoso muro que es la obsesión del mandatario se trata de una franja de tierra de unos 3 mil 200 kilómetros y que es la línea que marca el límite entre México y Estados Unidos; una zona de paso con una intensa actividad comercial y el escenario de las peores pesadillas de Trump.

Pues desde que Donald era candidato a la presidencia en 2016, una de sus promesas más populares fue la construcción de un muro.

Una pared, enorme y poderosa que ayudara a mantener separados a los estadounidenses de los “asesinos” y “bad hombres” mexicanos, y algo mucho peor que los zombies de The Walking Dead: los migrantes.

Total, que desde que Trump es presidente, la construcción de dicho muro ha sido tema central en su administración, sin embargo, el Congreso de los Estados Unidos, sostenido en el poder de la demócrata Nancy Pelosi, ha reiterado en diversas ocasiones que no habrá nada de dinero del presupuesto para la construcción de semejante “capricho”.

Eso ha desatado una serie de peleas entre el mandatario y sus congresistas, incluso en diciembre pasado, el presidente, al ver que no le darían su “domingo” de 5 mil 700 millones de dólares que quiere, implementó un cierre de gobierno que dejó a cerca de 800 mil trabajadores sin un sueldo y con mucha incertidumbre.

Finalmente en enero, tras culpar a todo mundo de la crisis, Trump decidió abrir la Casa Blanca nuevamente; pero no antes de aventarse varios discursos con su singular ironía y descalificación de los otros poderes.

“Pinocho” y  “Necio”

Pero Trump siendo fiel a su “trumpismo”, no se quedaría con los brazos cruzados luego de que el Congreso le negara sus casi 6 mil millones de dolarucos.

Esta vez se fue con todo y en febrero pasado, el magnate de 72 años pronunció una declaratoria de emergencia nacional con la que pretendía conseguir dinero para financiar su muro fronterizo con México.

Bueno y ¿qué es una declaratoria de emergencia?

Se trata de una declaración del presidente que le concede unos poderes especiales y temporales para manejar alguna crisis que amenace al país y que requiera de una respuesta inmediata.

La Constitución dice que ningún dinero del Tesoro podrá ser utilizada si no es con una ley del Congreso, y una declaratoria de emergencia le permite al presidente evadir esa máxima, y a través de algunos “trucos” obtener fondos sin tener que pasar por el Congreso, por motivos de “urgencia”.

¿Alguna vez le ha salido esta jugada a algún presidente? Si, desde que entrara en vigor la Ley de Emergencias Naionales cuando Gerald Ford era presidente en 1976, se han declarado 58 emergencias nacionales.

De esas declaratorias, 31 de ella han sido renovadas cada año y siguen en vigor actualmente.

¿Para qué quiere Trump sus poderes de emergencia? Sencillo, el Congreso y en especial los demócratas se niegan a aprobar esa partida de gasto.

La insistencia del presidente impidió sacar adelante los presupuestos y dejó partes enteras de la Administración sin financiación.

De hecho eso fue lo que desencadenó el cierre de gobierno del que ya habías hablado, que por cierto ha sido el más largo de la historia de Estados Unido; 35 días y con la amenaza de que se cierre nuevamente si no le dan el dinero que quiere.

Los demócratas, de manera unánime, defienden que el presidente no tiene autoridad para pronunciar emergencia nacional.

“No es una emergencia lo que pasa en la frontera”, dijo la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que prometió dar la batalla en los tribunales para impedir que Trump se salga con la suya.

Tan grave está la pelea, que ni siquiera los propios republicanos (partido que llevó a la presidencia a Trump), están de acuerdo con la declaratoria, pues sienten que es un peligroso precedente para futuros presidentes demócratas, a quienes se les puede ocurrir declarar emergencia para disponer de fondos sin pasar por el Congreso.

La batalla por el muro

Total que nadie quiere que esto suceda, por ello la Cámara de Representantes votaron por revertir a declaración de emergencia de Donald Trump.

Y lo hicieron, con todo y que se encontraban entre la espada y la pared, pues por un lado se declaran fieles a la letra de la Constitución, que asigna al Congreso el poder de decidir las finanzas públicas, pero por el otro no quieren contradecir al presidente.

Pero esto no es una cuestión que haya sido rechazada únicamente por las fuerzas políticas del vecino del norte, incluso la declaratoria de emergencia del presidente ha desatado una serie de manifestaciones para pronunciarse en contra.

De hecho, entre algunos de los dueños de terrenos en donde se planea construir dicho muro, se ha gestado un considerable movimiento de oposición.

Pero como en todo cuento de terror, la maldad prevalece y Trump puede ganar la batalla, ya que después de que el Senado rechazara el uso que hizo del procedimiento de declaración de emergencia nacional para construir el muro, el magnate “gritó” en redes sociales “¡VETO!”

Esto ¿qué significa? Salvo que Trump pierda más apoyo dentro de su partido, el veto presidencial se impondría ya que para derribarlo son necesarias mayorías de dos tercios.

“No será revocada y expertos legales dicen que es totalmente constitucional”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca.