"Me muero porque no puedo respirar", últimas palabras de joven en Essex : Digitall Post
Internacional camión con migrantes últimas palabras de joven víctimas en Essex

«Me muero porque no puedo respirar», últimas palabras de joven en Essex

Francisco Chávez

Por: Francisco Chávez

hace 3 años

«Me muero porque no puedo respirar», últimas palabras de joven en Essex

Imagen: @MaiaDunphy

  • «¡Mamá, te quiero mucho a ti y a papá!», escribió

Una joven que fue parte de las víctimas del camión que transportaba migrantes en Essex, condado de Inglaterra, habría escrito sus últimas palabras vía mensaje de texto.

Según medios de aquella nación, la chica identificada como Pham Thi Tra My, habría escrito a su madre una vez que estuvo dentro del vehículo cuando la situación se tornó horrible.

«Lo siento mamá, mi camino al extranjero no tuvo éxito», fue uno de los mensajes que la joven escribió, cerca de las 22:30 horas locales.



Se presume, pasó poco tiempo antes de que perdiera la vida.

Además, la mujer, de 26 años de edad, aprovechó para disculparse y para explicarle a su madre el porqué iba a perecer.

Cabe decir que esta joven víctima en Essex también escribió cuánto cariño sentía por sus padres.

«¡Mamá, te quiero mucho a ti y a papá! Me muero porque no puedo respirar», escribió la joven, según The Mirror.



También te puede interesar: Ciervo fingió su muerte para matar a cazador

Estos mensajes habrían visto la luz poco tiempo después de que 39 personas perdieran la vida dentro de dicho camión en aquella nación.

Además, las autoridades arrestaron a otras dos personas por estos hechos y la aparición de estos textos coincidió con ello.

Se trató de un hombre y una mujer, que vivían en Warrington, que ahora son acusados de homicidio y conspiración para tráfico de personas, explicó la policía de Essex.

Por otro lado, la joven que escribió estos mensajes, era originaria de Vietnam, por lo cual la embajada de dicha nación ya está en contacto con las autoridades de Inglaterra.

Desde Business Locker te recomendamos: A 5 años, todavía nos faltan 43: El caso Ayotzinapa