El INE y la revocación de mandato: despejamos 6 dudas sobre este tema : Digitall Post
Noticias Nacionales AMLO ine revocacion de mandato

El INE y la revocación de mandato: despejamos 6 dudas sobre este tema

Angélica Ferrer

Por: Angélica Ferrer

hace 8 meses

El INE y la revocación de mandato: despejamos 6 dudas sobre este tema

Imagen: Cortesía: INETV (YouTube)

  • La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados dio «luz verde» a la reducción presupuestal al INE.
  • Con ello, el organismo contará con casi 5,000 millones de pesos menos de lo solicitado ante las autoridades.
  • Esto representaría un «traspié» para realizar la consulta de revocación de mandato.

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó un recorte presupuestal al Instituto Nacional Electoral (INE), organismo que se encarga del ejercicio de revocación de mandato.

El dictamen del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación se muestra que el Instituto recibirá una partida de 19,736 millones 593,972 pesos. Esto es 4,913 millones de pesos menos de lo solicitado.

Ante ello, el consejero del INE, Ciro Murayama, señaló que, debido a esta reducción, la realización de la consulta y proyecto de revocación de mandato es imposible.



A continuación, resolvemos algunas dudas sobre el Instituto, la consulta para decidir si el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue en el cargo hasta 2024 y más.

1. ¿Qué papel juega el INE en el ejercicio de revocación de mandato?

El INE es el organismo encargado de llevar a cabo la consulta sobre la revocación de mandato.

Por ello, emitió el 27 de agosto los lineamientos para la votación en este ejercicio.

«Contemplan la instalación de 161 mil casillas, para lo que se requerirá 5 mil 430 supervisoras y supervisores electorales, 32 mil 421 capacitadores asistentes electorales, para lograr contar con más de 484 mil funcionarias y funcionarios de estas casillas que se requerirán», menciona el Instituto en su sitio web.



Aquí se toma en cuenta el voto de mexicanos en el extranjero, el programa de Conteo Rápido y una aplicación para recabar firmas sobre este mecanismo.

«Respecto a la participación de los partidos políticos, los lineamientos establecen que estos podrán realizar propaganda siempre y cuando no utilicen recursos públicos para ello, ni contraten propaganda en radio y televisión, lo cual está prohibido constitucionalmente; sin embargo, sí podrán utilizar los espacios asignados como prerrogativas para fijar su postura sobre la Revocación de Mandato», agregó.

La fecha pactada para la convocatoria es el 12 de enero y la votación se prevé para el 27 de marzo. No obstante, esta semana el INE sesionará al respecto; se prevé que se modifiquen los días a febrero (convocatoria) y 10 de abril (consulta).

2. ¿Qué pasa con el recorte presupuestal al INE?

El INE necesita presupuesto para operar y más en ejercicios como la consulta popular (celebrada en agosto) y el ejercicio de revocación de mandato.

Las y los consejeros del Instituto lo elaboran periódicamente y lo envían a la Secretaría de Hacienda; posteriormente se discute en el Congreso. Dos de los rubros en los que el INE destina más dinero son el financiamiento a partidos políticos y las credenciales de elector, como menciona el analista político José Antonio Crespo.

«Si nos fijamos, al INE se le han ido agregando más responsabilidades. Esto implica más presupuesto», comenta en entrevista.

Por ello, el recorte de casi 5,000 millones de pesos es un «golpe» para este organismo.

«Es el dinero que pidió extra el INE precisamente para llevar a cabo la revocación de mandato. En su caso, ellos lo están condicionando. (…) Pasó con la consulta de agosto, donde no tenían un presupuesto especial para él, porque no se sabía, y dijeron ‘para organizarla bien, necesitamos 1,500 mdp’; Hacienda y el Congreso no se los dio», expone Crespo.

En el caso de la consulta popular, el Instituto optó por hacerla con el dinero que «sobró» de las elecciones federales: 500 millones de pesos. No obstante, las y los consejeros fueron señalados por colocar pocas casillas, acusándolos de «boicotear» el ejercicio, pero esto se debió a la falta de recursos.

«Ahora, el problema será que el INE diga ‘no me alcanza para hacerlo (ejercicio de revocación de mandato)’, porque tampoco es que le pueda quitar el dinero a otros rubros para el funcionamiento del Instituto», afirma.

… no olvidemos que la democracia está de por medio

Mientras tanto, para Dolly Espinosa, catedrática de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), que el Instituto cuente con el presupuesto suficiente impulsa la realización adecuada de los procesos democráticos.

«El trabajo del INE es central para el desarrollo de la democracia y la participación ciudadana, como el ejercicio pleno de la elección de las instancias de gobierno», narra.

Por tanto, el recorte presupuestal al INE, que representa casi el 20% de lo solicitado, afecta su operación y la elaboración de ejercicios como la revocación de mandato.

«Solo la consulta de revocación de mandato tiene un costo aproximado, se ha calculado, de poco más de 5,000 millones de pesos. Nos encontramos ante un dilema: ¿podrá el Instituto contender con la realización de estas actividades? Que me parecen centrales para dar vida a la participación (…) y para su autonomía, requiere recursos», detalla.

3. ¿Cómo podemos interpretar esa modificación?

El recorte presupuestal al INE «abre la puerta» para que no realice la revocación de mandato.

Espinosa examina este hecho desde dos vertientes: la crisis económica mundial y el «golpeteo» político contra el Instituto.

«Nos encontramos en una crisis económica global, de la que todavía no conocemos sus implicaciones a largo plazo (…). en ese contexto es claro para todos que, en estos momentos, los recursos públicos son escasos (…). Por otro lado está, en términos que, sin duda alguna, en el clima de polarización, de ‘golpeteo’ político que se ha dado con la relación entre el gobierno federal y el INE Lo vimos en la comparecencia de Lorenzo Córdova (consejero presidente del organismo). Responde a que los organismos racionalicen y utilicen mejor sus recursos, pero el otro asunto es si esa racionalidad pueda ser aplicable a rajatabla y creo que no», responde.

Para la profesora de la UAM, tanto el Instituto como otros entes de esta índole deben tener suficiente presupuesto para garantizar sus actividades y autonomía.

En el tenor político, Crespo considera que Morena y el presidente López Obrador nuevamente culparán al Instituto si no se hace el ejercicio.

«Se puede ocasionar un problema político porque Morena le echará la culpa otra vez, López Obrador dirá que el INE está boicoteando la democracia participativa. Me suena más a un asunto político para desprestigiar al Instituto, para tener más elementos eventualmente en una reforma electoral o que, cuando lo intenten, cambien las reglas del INE. Cualquier persona con un mínimo de sentido común puede entender que si no le das el dinero, no le puedes exigir que haga la consulta», destaca Crespo.

4. En caso de que el INE haga la consulta de revocación con un bajo presupuesto, ¿qué lectura daría?

Para Espinosa, la consulta para la revocación de mandato es un falso dilema.

«Nuestro presidente debería aceptar que ha sido elegido por un periodo de seis años y es lo que la Constitución le ha conferido y la ciudadanía le ordenó. Yo no estoy de acuerdo con esa consulta, pero independientemente de ello, no se puede construir un discurso público de que se haga una revocación de mandato y uno, que no se lleve a cabo, o dos, que sería peor, que se realizara mal», especifica.

Pormenoriza que hacer ese ejercicio con un bajo presupuesto decepcionaría a la ciudadanía y mermaría la confianza en el Instituto.

«La organización de los procesos electorales, en cualquier escala, debe ser un compromiso que se lleve a cabo en las mejores condiciones», dice Espinosa.

Crespo dice que pasaría lo mismo que con la consulta popular: se haría con los «retazos» de  presupuesto de otras áreas.

«No se haría en las condiciones que se requieren. Habría la mitad de las casillas o menos, tampoco estarían especiales porque son muy caras. En todo caso, serían menos lugares, con casillas mucho más concentradas que no estarán a una cuadra de tu casa; tendrás que buscarlas», comenta.

Agrega que esto provocaría que el ejercicio fuese complicado tanto para el organismo como para la ciudadanía interesada en participar.

«Otra vez culparía al INE, suponiendo que decida hacer esa elección en esas condiciones. Pero perfectamente podría decir ‘no la podemos hacer. Ya la aprobaron, se cumplieron los requisitos legales en el Congreso, la Suprema Corte, se juntaron las firmas. Pero no tengo dinero para hacerla'», precisa.

5. ¿Esto ha ocurrido en otros periodos?

Según Crespo, los recortes al INE, que anteriormente conocíamos como el Instituto Federal Electoral (IFE) no son nuevos, pero la tensión generada entre el gobierno en turno y el organismo es inédita.

«Han habido cosas pequeñas, recortes por aquí y por allá, pero nada que genere un problema político tan grande como este. Son modificaciones pequeñas y se han ajustado, pero no se parece a esto», puntualiza.

6. El INE rumbo a 2024, año de elecciones presidenciales

Ya faltan solo tres años para los comicios presidenciales y el INE se encargará de ellos pero, con la confrontación actual por la revocación de mandato y otros temas, ¿qué ocurrirá?

Espinosa estima que será un proceso de transición y discusión en el país.

«Espero que, un poco más allá de la primera mitad del gobierno federal tengamos capacidad ética y política de todos contribuir a la reducción del clima de polarización. Entiendo los grandes problemas que vivimos, la corrupción, la violencia. Estimamos que la madurez política de los distintos actores, y particularmente de las instituciones autónomas, sobreviva sin que se entre en un incremento en la polarización», explica.

Para la profesora de la UAM, el abrir el diálogo por parte de los niveles que componen a la sociedad será vital para un futuro mejor no solo para el Instituto, sino para México.

«El INE o universidades como la UAM debemos contribuir a la construcción de la serenidad y el diálogo», asegura.

Para Crespo, el panorama del INE hacia 2024 es complicado, debido a las modificaciones que desea realizar la administración actual.

«Al INE lo traen entre ‘ojo y ojo’. Creo que intentarán hacer la reforma (electoral). Todo dependerá si el PRI colabora o no con Morena. Sabemos que el PRI tiene los votos suficientes para que se haga una mayoría calificada. En tal caso, Morena y sus aliados podrían hacer lo que quieran. O también que el PRI diga ‘yo me sumo con la oposición; defenderé al INE’, analiza.

En tal caso, expone, debería ser una reforma consensuada entre las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión.

«No digo que no se le pueda cambiar nada el INE; se puede mejorar. Incluso decidir que sean menos consejeros o algunas reducciones burocráticas, pero más planeadas y que sean benéficas», finaliza.

Conoce más historias en Digitallpost y Coolture.
Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.