Sismos también unen: historia de muñecas hechas por costureras en 1985 : Digitall Post
Noticias Nacionales costureras sismos terremoto

Los sismos también unen: la historia de las muñecas bordadas por costureras en 1985

Redacción

Por: Redacción

hace 4 semanas

Los sismos también unen: la historia de las muñecas bordadas por costureras en 1985

Imagen: Cortesía: UAMCultura

  • Las costureras fueron de las más afectadas en el terremoto del 19 de septiembre de 1985.
  • A través de más de 300 muñecas lograron obtener recursos y recuperarse emocionalmente.
  • Estas muñecas fueron vendidas en diversos lados, entre ellos, el Museo Carrillo Gil.

Los sismos, especialmente el de 19 de septiembre de 1985, afectaron a las costureras que trabajaban en más de 800 talleres de la Ciudad de México, que hicieron muñecas para salir adelante.

Las mujeres, que integraban la Cooperativa 19 de Septiembre, utilizaron la costura para tener recursos y sanar interiormente, de acuerdo con la maestra Beatriz Ramírez Woolrich, profesora de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA).

Si quieres conocer esta historia sobre como las costureras, que perdieron a sus compañeras y sus empleos, se levantaron haciendo muñecas tras el terremoto y los sismos subsecuentes, aquí te la explicamos.

Muñecas para sanar

Ramírez Woolrich detalló durante el conversatorio «Una se llama Victoria» cómo fue que ideó el proyecto de muñecas para las costureras afectadas en 1985.

«El 7 de noviembre de 1985 se emitió una convocatoria en el periódico Excélsior para diseñarlas y pudieran ser confeccionadas a base de retacería por las trabajadoras damnificadas. Ahí nació Victoria Moda, la primera muñeca de trapo con lentes y cinta métrica al cuello», según mencionó la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en un comunicado.

Esta muñeca tenía el lema “Por el sismo salí a la luz, por tu amor tendré vida y con nuestro proyecto, lo aseguro, se animarán a muchos más. Soy Victoria Moda”.

Tras presentar el proyecto, la presidenta de la cooperativa, que también se llamaba Victoria, aceptó e iniciaron.

«Las primeras muñecas fueron terapéuticas, algunas de ellas parecían inconclusas, con diseño austero y materiales que se consiguieron regalados. Sus rostros de tela y botones reflejaban la mueca del dolor por el que estaban pasando; lo que hicieron fue verter su dolor para coserse las heridas», de acuerdo con el centro educativo.

Las muñecas del terremoto llegan al museo

Las muñecas realizadas por las costureras tras el terremoto de 1985 se convirtieron en un símbolo de lucha ante los sismos, a grado tal que se comenzaron a vender en el Museo Carrillo Gil.

Ahí estuvieron durante 5 años. Para brindar aún más apoyo, artistas como Martha Chapa, Helen Escobedo, Vicente Rojo y Rogelio Naranjo participaron en el proyecto.

“Nunca olvidaré el rostro de aquellas primeras mujeres a quienes propusimos el proyecto. Varias de ellas lo vieron como un colmo de la locura; los dueños de las maquilas se ocuparon por recuperar su maquinaria y telas, pero nunca se preocuparon por rescatar a las compañeras sepultadas”, dijo María Jiménez Mier y Terán, profesora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Para impulsar aún más la elaboración y venta de las muñecas de las costureras, las impulsoras del proyecto salían a las calles a pedir dinero.

La entonces integrante del Comité Feminista de Apoyo a las Costureras Damnificadas, Teresa Brisac, se acercó y unió a ellas.

«No queremos perder esta memoria. Tal como nos acordamos de la catástrofe, deseamos rememorar la solidaridad y la vida intensa que se creó», afirmó en el evento.

Lo que comenzó como una actividad nacida de la tragedia duró 15 años. En ese lapso, se consiguió un edificio con los instrumentos necesarios para confeccionar los productos; la maquinaria fue donada por la Embajada de Alemania.

En total, las costureras crearon más de 300 muñecas que quedarán como un recuerdo de que México sale adelante ante los sismos.

 

Conoce más historias en Digitallpost y Coolture.
Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.