¿Qué onda con la Secta NXIVM? : Digitall Post
DigitAllPost 2019©
Todos los derechos reservados

Contacto
¿Qué onda con...? Allison Mack esclavas sexuales Keith Raniere Nxivm polemica secta viral

¿Qué onda con la Secta NXIVM?

Viridiana Escotto

Por: Viridiana Escotto

hace 4 meses

¿Qué onda con la Secta NXIVM?

Imagen:

Este lunes, la actriz de la serie de televisión “Smallville”, Allison Mack, se declaró culpable de crimen organizado por su presunta participación en la secta NXIVM (se pronuncia como Nexium).

La organización, fundada por Keith Raniere en 1998, ha sido ligada a delitos como tráfico sexual, crimen organizado y lavado de dinero, entre otros.

 

Foto: Keith Raniere

 

Pero ¿cuál es la historia que rodea a esta organización?

Antes de NXIVM, Raniere creó una organización llamada “Programas Ejecutivos de Éxito”, en donde se impartían cursos y talleres con un costo de 5 mil dólares.

De acuerdo con lo dicho por Raniere, estos programas estaban destinados a favorecer el potencial humano y la ética a través de diversos programas.

Incluso, quienes eran parte de esta organización han dicho que se trata de un programa dedicado a la autoayuda y al fortalecimiento de las mujeres.

Fue justo de este modelo de donde surgió NXIVM, un grupo de autoayuda que da clases y seminarios en donde se fomenta el autodescubrimiento de sus clientes, es algo así como un programa de coaching para ejecutivos.

El programa está dirigido a empresarios y a personas de nivel adquisitivo alto.

La organización de Raniere creció tanto que contaba con centros operativos en todo Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y México), así como en algunos países de Sudamérica.

Como toda secta, los miembros de NXIVM estaban obligados a asistir a todas las clases y talleres, además de que se les incitaba a reclutar a otras personas para “ascender” y obtener beneficios dentro del grupo.

Además, se sabe que los organizadores les hacían firmar cartas de confidencialidad para que no pudieran divulgar lo que pasaba dentro de sus instalaciones.

Lo poco que se sabía sobre la filosofía de dicha secta, era que “consiste en que ‘los humanos nacen parasitarios’ (decir ‘tengo hambre’ o quejarse del dolor, por ejemplo, es conducta parasitaria)”.

Para Rainere no existe la distinción entre lo bueno y lo malo sino entre “lo pro-supervivencia y lo destructivo”.

 

 

Miles de víctimas

Desde su fundación en 1998 hasta el año 2010, cerca de 16 mil personas se inscribieron a los cursos ofrecidos por NXIVM.

La secta operó con tranquilidad durante casi 19 años, hasta que en octubre de 2017 el diario The New York Times publicó el testimonio de dos mujeres que consiguieron huir de la secta.

Con la publicación de dicho artículo se destapó la verdad sobre NXIVM y el escándalo de la red de explotación sexual que operaba Raniere.

De esta manera se dieron a conocer los detalles de la forma en la que el supuesto gurú de la autoayuda y la motivación personal, esclavizaba a mujeres.

 

 

DOS

Dentro de la organización, Raniere a quien se le identificaba como “Vanguard”, formó una sociedad secreta llamada DOS (Dominus Obsequious Sororium), en donde las mujeres eran forzadas a ser esclavas sexuales y eran marcadas a fuego en sus zonas pélvicas.

También se les pedía realizar tareas domésticas y las obligaban a entregar fotos y videos comprometedores como una forma de impedir que hablaran de lo que hacían dentro de la secta.

DOS estaba conformado solo por mujeres, a excepción de Raniere, quien las convencía de que se trataba de una organización para empoderar a las mujeres.

De acuerdo con la investigación del The New York Times, se trataba de mujeres de entre 30 y 40 años a quienes a través de manipulaciones, las convencía de que debían renunciar a sus carreras, amigos y familia para convertirse en sus seguidoras.

 

 

Edmondson

Fue en este grupo en donde fue reclutada la actriz Sarah Edmondson, quien fue una de las fuentes citadas por el New York Times.

De acuerdo con la publicación, después de asistir a diversos cursos y talleres, Edmondson creía que le realizarían un pequeño tatuaje muy cerca del cuartel general de NXIVM en Albany; sin embargo, lo que vivió aquel día fue muy diferente.

La actriz contó que entre varas mujeres, lidereadas por Lauren Salzman, una de las “lugartenientes” de la secta, la sometieron y la obligaron a ser marcada con un hierro ardiente que tenía las iniciales de Keith Rainere.

“Durante las ceremonias de marcado se requería que las esclavas estuvieran totalmente desnudas, y el amo le ordenaba a una esclava que filmara mientras la otra sostenía en el piso a la esclava que estaba siendo marcada”, contó la denunciante.

Después de aquel episodio Sarah jamás volvió a NXIVM e incluso interpuso una demanda ante el Departamento de Salud estatal, la cual al final no procedió.

 

 

Intento en la política

Incluso, se supo que Raniere tuvo un intento de abrirse camino en la política en 2007, cuando acudió a Roger Stone para donar 20 mil dólares al Partido Republicano de Nueva York.

También tuvo un acercamiento con Richard Mays, un amigo de los Clinton, a quien le ofreció aportar dinero a la campada de Hillary para el Senado.

Ninguno de estos acercamientos tuvo frutos, al menos no en Estados Unidos, porque en México si logró involucrarse con algunos personajes influyentes en la política del país.

Tal es el casi de Emiliano Salinas Occelli, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Salinas Occelli fue miembro del consejo y copropietario de ESP (Executive Success Programs) México, una empresa que obtuvo la licencia para replicar en el país los programas y talleres impartidos por Raniere.

Emiliano era accionista de esta empresa en compañía de Alejandro Betancourt, un empresario venezolano líder del grupo de inversión O’Hara Administration y presidente de Derwick Associates, una compañía que se dedica a la construcción de plantas termoeléctricas.

Además de estos dos personajes, Keith Raniere tuvo entre sus filas a Alejandra González Anaya, hermana de José Antonio González Anaya, ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); y a las hermanas  Carola, Loreta y Jimena Garza Dávila, empresarias de Nuevo León, Monterrey.

Otros nombres que figuran son Fabiola Sánchez de la Madrid, esposa de Federico de la Madrid Cordero; y Miguel de la Madrid, ambos hijos del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado.

 

 

Tras el escándalo

A partir de la publicación de The New York Times empezaron a salir a la luz los nombres de artistas y empresarios involucrados en la organización; además se filtró más información sobre su fundador y sus prácticas.

“Ranier dice tener el coeficiente intelectual más alto que se haya registrado y haber sido campeón de judo a los 11 años”, describió el artículo, que calificó a Nxivm de “fábrica de locos”.

Finalmente Keith Raniere fue arrestado en marzo de 2018 en un condominio de Puerto Vallarta, Jalisco; en donde por cierto fue escondido por las hermanas Carola, Loreta y Jimena Garza Dávila.

Tras su detención, Raniere fue deportado a Estados Unidos.

 

 

Y no fue sino hasta este lunes 8 de marzo que la actriz Allison Mack se declaró culpable de crimen organizado por su participación en la secta NXIVM, cuyos dirigentes están siendo investigados por tráfico sexual.

“He llegado a la conclusión de que debo asumir toda la responsabilidad sobre mi conducta y es por eso que me declaro culpable hoy”, dijo la actriz, citada por el medio Hollywoodlife.