Feminicidio Ingrid: filtraciones, revictimización y la ética en los medios : Digitall Post
Noticias Nacionales etica feminicidio Ingrid Escamilla

Feminicidio Ingrid: filtraciones, revictimización y la ética en los medios

Feminicidio Ingrid: filtraciones, revictimización y la ética en los medios

Imagen: Redes Sociales

  • Ingrid Escamilla fue asesinada por su pareja sentimental, quien además la desolló y le quitó sus órganos para tirarlos por el retrete; este viernes miles de mujeres se manifestarán para exigir justicia

El 12 de febrero, Francisco “N” asesinó y desolló a su pareja sentimental Ingrid Escamilla, una joven de 25 años con la que mantenía una relación desde hace 5 años. 

Tras apuñalarla y quitarle la piel de la cara hasta las piernas, el feminicida arrojó algunos órganos por la taza del baño, provocando que el drenaje se tapara.

Los hechos ocurrieron en un departamento de la alcaldía Gustavo A. Madero y luego que la policía aprehendiera al culpable, el morbo y la desinformación inundaron los principales canales de comunicación. 

Los mismos policías que acudieron a investigar los hechos y a detener al culpable, tomaron fotografía y videos que posteriormente difundieron en redes sociales.

Las imágenes incluían tomas explicitas del cuerpo desollado de Ingrid y una declaración verbal del asesino, en donde exponía los motivos y la forma en que mató a su pareja.

También te puede interesar: Inmujeres condena difusión de imágenes del feminicidio de Ingrid Escamilla

Muchos medios de comunicación difundieron el video de la confesión y otros tantos incluyeron las fotografías de la víctima, desatando una fuerte campaña de denuncia en redes por el poco respeto que se le tuvo a Ingrid, a quien dicen, revictimizaron con la exposición de sus restos mortales.

Al respecto, Maria Salguero, creadora del Mapa del Feminicidio en México, señaló que lo más grave de las filtraciones es que fue el propio estado. 

“Es una revictimización desde los agentes del estado y eso es lo grave. Aquí sí se pasaron, es muy fuerte la imágen, es que hasta pesadillas tuve. Entonces imagínate, hubo medios que la mostraron en primera plana, es muy impactante”, comenta. 

 


 

El estado la vulneró  

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México informó que al menos seis servidores públicos involucrados en el caso ya están bajo investigación por la filtración de las imágenes de Ingrid Escamilla.

 Otro punto que denunciaron en redes sociales, es que con la filtración de la confesión, se podría estar vulnerando el debido proceso del feminicida. Digitallpost entrevistó a José Antonio Caballero, doctor en Derecho y profesor del Departamento de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

 “Se debe pensar en qué condiciones afecta el derecho a un juicio justo y a una defensa adecuada del imputado esa filtración. En un principio, el hecho de que se dé a conocer la información por sí solo, no afecta el debido proceso”, asegura Caballero.

 Sin embargo, hace hincapié en que la publicación de la confesión podría entorpecer su defensa, ya que genera un efecto corruptor del juicio, provocado por una idea o convicción de culpabilidad por parte de las autoridades, los jueces y la opinión pública. 

También te puede interesar: Abril Pérez denunció tentativa de feminicidio antes de morir

 “Lo que sí pasa es que estas filtraciones de alguna manera lograron inhibir alguna estrategia de defensa y entonces la persona imputada no logró poder tener acceso a un juicio justo”, señala. 

 

No daña debido proceso

Pese a esto, el experto del CIDE señala que en el caso en contra del feminicida de Ingrid Escamilla, el debido proceso no se vería afectado.

“Lo que tendríamos que ver con estas fotos es hasta dónde pueden afectar el derecho a la defensa del imputado, pero me parece que en un principio no, porque entiendo que la subprocuradora encargada del caso anunció que de todas maneras no iban a utilizar esta evidencia. La filtración per se no te va a ponchar el balón de tu debido proceso”, comenta.

 

Un feminicidio más

Para exigir respeto a la memoria de Ingrid, colectivos de diversos estados convocaron a una marcha el viernes 14 de febrero. 

Integrantes del movimiento “Todas por Ingrid” protestarán a las 06:00 horas en Palacio Nacional y a las 12:00 horas en en las instalaciones del periódico Reforma, y a las 18:00 horas en oficinas del diario La Prensa, para reclamar la publicación de las fotografías del cuerpo de Ingrid Escamilla.

Digitallpost entrevistó a uno de los reporteros que compartió en un primer momento el video de la confesión, Carlos Jiménez, en donde se puede ver al feminicida ensangrentado contado con detalle lo que le hizo a su pareja. 

Al cuestionarlo sobre la línea que debe existir entre la obligación de informar y el morbo, el periodista explicó que desgraciadamente, de no ser por las filtraciones, este caso habría quedado como uno más. 

“En el caso de Ingrid Escamilla, es cierto que difundir la imagen de sus restos, fue un exceso, pero también es cierto que, de no haber sucedido, seguramente habría quedado como un caso más. Te lo digo porque la mañana en que sucedió, los medios digitales sólo lo reportaban, y te cito textual: ‘Apuñala a su esposa y lo detienen’.

“Así se quedó en la mayoría de los portales, como una nota más, en medio del cúmulo de las notas del día. Fue hasta el lunes, cuando se difundieron sus fotografías en algunas portadas, y luego en redes, que la gente volteó a ver el caso y se dimensionó de la forma que ahora vemos”, comenta. 

No obstante, considera que no se debe perder la sensibilidad ante quienes fueron víctimas de la violencia o se encuentran en un momento vulnerable. 

También te puede interesar: Van 638 casos de feminicidios en el 2019

“Pero también creo que hay que encontrar el nivel suficiente para poder difundir esas historias y que no queden en los archivos del olvido, de las autoridades, y de la sociedad”, concluyó. 

 

No difundir material sensible

De igual forma, María Salguero opina que este tipo de fotos sirve para personas que hacen la investigación, que se dedican a estudiar este fenómeno, pero que para el público podría ser innecesario. 

“Lo que sí, desgraciadamente es verdad que hubiera sido un feminicidio más de no ver estás fotos”, indica Salguero. 

Mientras tanto, la gente en redes sociales inundaron sus perfiles con imágenes de escenas idílicas junto con diversos hastags. Así, #IngridEscamilla o #IngridEscamillaFotos se hicieron tendencia con la intención de que quien buscara las imágenes, solo encontrará paisajes.