Repartidores por aplicación: otro débil eslabón de la cadena laboral : Digitall Post
Noticias Nacionales apps Rappi repartidores Sin Delantal uber

Repartidores por aplicación: otro débil eslabón de la cadena laboral

Viridiana Escotto

Por: Viridiana Escotto

hace 2 meses

Repartidores por aplicación: otro débil eslabón de la cadena laboral

Imagen: Redes Sociales

  • No hay un registro exacto de cuántos repartidores por aplicación existen en el país; sin embargo, es notorio el auge de esta ocupación en una época en la que la escasez de empleos se hace evidente

Una colorida mochila a las espaldas de un conductor de moto o bicicleta se ha convertido en parte del paisaje de la Ciudad de México; se trata de los famosos repartidores de comida por aplicación, quienes a toda prisa se mezclan entre el tráfico para llevar con bien los pedidos de miles de personas que recurren a este servicio.

Uber Eats, Rappi, Sin Delantal, Postmates, Cornershop y Didi Foods son algunas de las aplicaciones a las que cientos de personas recurren en busca de una oportunidad de empleo.

Flexibilidad en el horario y la promesa de ganar el dinero que uno quiera o pueda, son parte del atractivo de dicha ocupación; sin embargo, detrás de estas ventajas también se oculta un trabajo con precariedades.

Saúl Gómez, repartidor de comida por aplicación y fundador de #NiUnRepartidorMenos, asegura que la falta de un contrato laboral, seguridad social y/o médica es uno de los principales problemas a los que se enfrentan día con día.

“No existimos en la Ley Federal del Trabajo como tal, no existe un apartado que diga trabajadores digitales, repartidor o algo. De entrada, las aplicaciones nos llaman “socios”, no colaboradores, ni trabajadores ni nada.

“No hay seguro social, no hay Infonavit, no hay retiro no hay nada. En caso de accidente manejan ellos un seguro de reembolso en el que pagan tus curaciones, pero nada más. Carecemos de todas las garantías con las que cuenta un trabajador”, señaló.

 

En busca de regulación

Debido a esto y a los peligros que se enfrentan durante sus jornadas, como asaltos, agresiones y accidentes viales, Gómez, en conjunto con otros colectivos de repartidores por aplicación, buscan poner en el foco público los riesgos a los que están expuestos.

“#NiUnRepartidorMenos nace el 27 de noviembre de 2018 tras la muerte de José Manuel Matías en Eje 5 y Periférico, quien era un repartidor de Uber Eats, y el motivo por el que se ha mantenido este movimiento es porque muchos repartidores se ven reflejados en esa situación”.

Saúl nos relató cómo José Manuel fue atropellado por un camión de basura mientras repartía comida a clientes de la aplicación.

“A partir de la muerte de José Manuel, la gente y los medios de comunicación comienzan a revictimizarlo, cuestionando sobre la vialidad que tomó, o si iba en un carril que no le correspondía.

“Entonces nosotros empezamos a ver qué acciones podemos tomar para evitar que sigan muriendo compañeros ciclistas o motociclistas, pero además comenzamos a buscar una regulación”, señaló Gómez.

También te puede interesar: En China cambian a los repartidores de comida por drones

Saúl, comenta que actualmente circulan cerca de 350 mil repartidores en la Ciudad de México.

“Con la ayuda de diversos colectivos estamos realizando una encuesta de todos los repartidores, en donde queremos recabar datos como nombre, edad, tipo de sangre, especificaciones médicas,  las aplicaciones en donde trabajan, números de contacto”, señaló.

El fundador del colectivo explica que se busca crear una red para repartidores por aplicación con la finalidad de apoyar a las autoridades en caso de que un compañero sufra algún percance.

 

Otra opción de empleo en México

Para las aplicaciones de comida por internet, los repartidores de sus productos no son trabajadores, más bien son personas que se integran en un esquema de prestadores de servicios independientes que buscan un ingreso adicional en un horario flexible.

Al menos así lo marca la página oficial de Uber Eats, en donde invitan a tener un empleo que te ayude a generar un ingreso “extra”.

Sin embargo, en México, debido a la carencia de empleos, el modelo se ha convertido en una opción de tiempo completo.

“Debido a mi edad, porque yo tengo 52 años, ya no podía yo obtener un trabajo que económicamente hablando me diera para mis necesidades. Por eso ya llevo dos años repartiendo de tiempo completo con Uber”, indicó Miguel Arróyave, repartidor de comida por aplicación en motocicleta.

También te puede interesar: Crean una aplicación para encontrar los mejores tacos por región

Miguel asegura que es un trabajo que le puede dar de comer a él y a su familia integrada por otras tres personas.

“Todo depende del tiempo y de la zona en la que trabajes, pero si trabajas de tiempo completo sí puedes llegar a ganar de entre 3 a 5 mil pesos semanales. Es importante que te diga que es difícil sacar 5 mil pesos a la semana, es muy pesado, pero se puede lograr”, aseguró.

Miguel acotó que para conseguir un ingreso que pueda alcanzar los 5 mil pesos se debe trabajar todo el día y con pocos descansos; además de que debe ser conduciendo motocicleta, pues en el caso de los repartidores en bicicleta, la situación es muy diferente.

“Hay que reconocerlo, es un trabajo bueno, carente de derechos pero sí te va bien. Por ejemplo, depende de las horas que le invierta al día, una persona que llegue a trabajar a una zona como la Roma o Condesa a las 9 de la mañana y le pare como a las 10 de la noche se anda quedando entre 400 a 500 pesos al día”, comenta Saúl Gómez, fundador y ciclista repartidor de Uber Eats.

 

Tiempo completo

Así, Uber, Rappi, Sin Delantal y más recientemente DiDi Food, son empresas que han visto en México un nicho de trabajadores que se encuentran disponibles para la mayor parte del día laboral.

“Una vez en televisión vi una entrevista con el CEO de Uber que dijo que estaban enamorados de México, porque la gente que trabaja para ellos en nuestro país trabajan de tiempo completo, y yo digo ‘qué mala onda’ porque dije la situación en México en cuanto a empleos, es la que nos ha obligado a muchos, sobre todo mayores que ya no podemos tener un empleo que nos dé para nuestras necesidades, a tomar estos trabajos, que deberían ser para un extra, de tiempo completo”, comentó Arróyave.

Esta redacción buscó contactar a los representantes de Uber Eats, DiDi Food, Rappi y Sin Delantal en busca de comentarios; sin embargo no se obtuvo respuesta.