Alcoholímetro mañanero, "fuchi" y masacre en CCH Vallejo : Digitall Post
Lo bueno, lo malo y lo feo alcoholimetro CCH Vallejo fuchi

Alcoholímetro, “fuchi” y masacre en CCH Vallejo

Francisco Chávez

Por: Francisco Chávez

hace 1 mes

Alcoholímetro, “fuchi” y masacre en CCH Vallejo

Imagen: Redacción

  • Una semana que nos deja con muchas preguntas…

Entre fiesteros preocupados, nueva polémica presidencial y una masacre no consumada en el CCH Vallejo, así se fue otra semana.

Lo bueno (alcoholímetro)

Los accidentes viales son y siempre serán un tema a tratar en cualquier lugar del mundo. En especial, en las grandes urbes, como la Ciudad de México.

Un nuevo anuncio de la la Secretaría de Seguridad Ciudadana justo busca bajar el número de percances de este tipo que ocurren en la capital.

En un comunicado, las autoridades señalaron que el horario del alcoholímetro se extenderá hasta las primeras horas de la mañana.

Además, informaron que el operativo se realizará entre las 8:00 y 11:00 horas, en puntos aleatorios de la ciudad.

De este modo, aquellos que evitaban el alcoholímetro gracias a que seguían de fiesta hasta la mañana siguiente, no podrán hacerlo más.

Según el INEGI, durante el año 2018 ocurrieron 11 mil 651 accidentes de tránsito en la capital.

De ese total, en 7 mil 973 percances no se reportaron conductores con aliento alcohólico, y solamente en 119 casos sí.

Sin embargo, en 3 mil 559 accidentes se ignora si los conductores tenían alcohol en la sangre.

Por ello, no es posible saber con exactitud la magnitud del problema.

Pero nada se compara con poder salvar una vida (o más) a cambio de unas horas en el Torito.

Bien ahí, Sheinbaum…

Lo malo (“fuchi”)

El presidente Andrés Manuel López Obrador recientemente invitó a que le hagamos el feo a la delincuencia y a la corrupción.

Literalmente, pidió que le hagamos “fuchi” y “guácala”.

Quizá si el país se encontrara en otra situación con respecto a su seguridad, el comentario sería tomado de otro modo.

Sin embargo, lo que las cifras muestran es que desde que arrancó la administración del mandatario, la violencia no ha dejado de crecer.

Es cierto que esta tendencia hacia arriba en homicidio, por ejemplo, fue heredada, pues arrancó en 2005.

Pero es preocupante que los números sean cada vez más rojos.

Según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de diciembre del 2018, a junio del 2019, con López Obrador, se registraron 20 mil 599 homicidios.

Además, el primer sexenio del año suma 17 mil 608 víctimas de este delito.

Eso es un nuevo récord de homicidios en cuando menos 22 años.

¿No será hora para que el presidente considere hablar con seriedad de estos casos? Porque los abrazos, hacer “fuchi” o decir “guácala”, no son estrategias efectivas para combatir el crimen…

Lo feo (masacre en CCH Vallejo)

En Estados Unidos los tiroteos (en zonas escolares o no) se han convertido en un severo y terrible problema.

Sin embargo, pensar que un joven estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pueda cavilar un plan similar, parecía, hasta hace poco, improbable.

Justo esa idea se derrumbó, al menos en mi mente, luego de que se diera a conocer que un alumno del CCH Vallejo pensaba realizar una masacre en su plantel.

Yo soy licenciado en Comunicación por la UNAM y el cariño que siento hacia mi “otra madre” es inexplicable.

Ese afecto lo he visto en quienes incluso sólo tuvieron un paso fugaz por la máxima casa de estudios.

¿Qué ocurre en el tejido social de un país para que se copien estas terribles ideas?, ¿qué es lo que debe sufrir un joven para pensar en acabar con la vida de sus compañeros para luego suicidarse?

En Estados Unidos, cuando menos, tienen la justificación de la venta de armas a diestra y siniestra. ¿Y en México?


Francisco Chávez es licenciado en Comunicación por la FES Acatlán de la UNAM, donde también cursó el seminario Interdiscursividad: cine, literatura, historia. Gusta hablar de temas peliagudos con respeto ante todo. Le apasiona la escritura, la música (en especial el rap y la trova), además del cine.